jueves, 14 de enero de 2010

Curiosidades del Ajedrez

  • Curiosidades de AJEDREZ
  • George Koltanowski jugó 56 partidas consecutivas con una venda en los ojos en el año 1.960. Ganó 50 y empató las otras 6.
  • Un dia, el cubano José Raúl Capablanca estaba viendo a su padre como jugaba con un amigo. En un momento dado José se dio cuenta de que su padre había movido el caballo desde un cuadro blanco a otro cuadro blanco y cuando acabó la partida le dijo a su padre que había hecho aquel movimiento ilegal. Su padre no le hizo caso porque nadie había enseñado a un hijo a jugar al ajedrez y, por tanto, pensaba que no sabía. José se mosqueó tanto que retó a su padre a jugar un par de partidas, ganando las dos. José tenía por aquel entonces 4 años.
  • En el año 1.922, José Raúl Capablanca jugó contra 103 oponentes a la vez en Cleveland, Ohio, empatando una partida y ganando el resto.
  • Cuando Gary Kasparov tenía 19 años, fue considerado mejor jugador del mundo.
  • El alemán Emanuel Lasker mantuvo el título de campeón mundial durante más tiempo que nadie: 26 años y 337 días.
  • Edith Price ganó el campeonato femenino británico de 1.946 a la edad de 76 años.
  • En 1.985, Gary Kasparov se convirtió en el hombre más joven que nunca había ganado el campeonato mundial, a la edad de 22 años y 210 días.
  • La persona más joven en ganar un campeonato mundial fue Maya Chiburdinadze, que tenía 17 años cuando ganó el campeonato del mundo femenino en 1.978.
  • En 1.982, el yugoslavo Dimitrije Bjelica jugó en Sarajevo el mayor número de partidas simultáneas disputadas hasta el momento: 301. Ganó 258, empató 36 y perdió 7.
  • El primer campeonato del que se tiene noticia tuvo lugar en Madrid en el año 1.575.
  • La partida más larga que se ha jugado tuvo lugar en Belgrado el 17 de febrero de 1.989 entre Ivan Nikolic y Goran Arsovic. La partida duró más de 20 horas, con 269 movimientos, acabando en tablas.
  • Francisco R. Torres Trois tardó 2 horas y 20 minutos en hacer un movimiento en una partida contra Luis M. C. P. Santos, en Vigo, en el año 1.980. Se trata del movimiento más lento del que se tiene constancia, e irónicamente solamente se podían hacer dos movimientos.
  • El ajedrez fue el segundo deporte en tener un campeonato mundial, en el año 1.886.
  • Wilhelm Steinitz fue el campeón mundial con más edad: tenía 58 años y 10 días cuando Emanuel Lasker le arrebató el título en 1.894.
  • Judit Polgar, de Hungría, ha sido la persona más joven en conseguir la categoría de Maestro Internacional, a los 15 años y 150 días de edad, el día 20 de diciembre de 1.991.
  • Niaz Murshed de Bangladesh es la persona más joven que nunca haya ganado un campeonato estatal, sólo tenía 12 años.
  • La primera vez que una persona y un ordenador se enfrentaron en condiciones de torneo fue en 1.967, en Massachusetts. Perdió la máquina.
  • En 1.996 el ordenador Deep Blue y el campeón mundial Gary Kasparov se enfrentaron en un torneo de seis partidas. Deep Blue era capaz de calcular 100 millones de posiciones por segundo y Kasparov 3. El resultado fue de 4 a 2 a favor de Gary (DB, K, t, t, K, K). Un año más tarde una versión mejorada de Deep Blue, capaz de calcular unos 200 millones de posiciones por segundo, pidió la revancha. El resultado fue de 3.5 a 2.5 a favor de Deep Blue (K, DB, t, t, t, DB). Entre los asesores de Deep Blue estaba el Maestro catalán Miquel Illescas.
  • El número total de partidas de ajedrez posibles es de 10123, o sea: 1.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.
    000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000, que es mucho.
  • La posibilidad de que un ordenador pueda intervenir de forma ilegal en una partida entre humanos se hizo patente en el Open de Filadelfia de 1.992. Un desconocido inscrito con el apellido de Von Neumman, que no por casualidad coincide con el de un famoso científico, sorprendía por su tremenda irregularidad: un dia hacía jugadas magníficas, dignas de estrellas del tablero, y ganaba a alguno de los favoritos; al día siguiente hacía pifias estrepitosas. En realidad, casi no sabia mover las piezas; la calidad de su juego dependía de que funcionara bien la conexión, a través de un micro-auricular, con un ordenador instalado en otra habitación. Fue entonces cuando se comenzó a hablar de instalar detectores de metales en los torneos; pero hay micro-auriculares indetectables. La posibilidad de fraude sigue abierta, sobre todo en torneos de poca envergadura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada