martes, 13 de abril de 2010

La experiencia del Linex Magic Extremadura en las prisiones

La experiencia del Linex Magic Extremadura en las prisiones
Desde noviembre de 2009 el Club Linex-Magic Extremadura está desarrollando en las cárceles de Badajoz y Cáceres el proyecto “Nuestro ajedrez reinserta”, financiado por la Fundación Jóvenes y Deporte y por la Consejería de los Jóvenes y del Deporte de la Junta de Extremadura. Lo que los técnicos del club extremeño enseñan es ajedrez pero también algo más: pensamiento estratégico, valores y cambiar actitudes vitales tomando como referencia el juego del ajedrez. Hasta el momento, los resultados son espectaculares.


"Yo veía al ajedrez, al principio, como un juego aburrido, porque claro, al observar a jugadores tan serios y concentrados, pensando tanto, no me inspiraba mucho ánimo, incluso lo criticaba, porque no conocía nada de este juego, ni sus reglas, ni sus normas, ni el respeto que hay ni la concentración o la creación que se desarrollan en este juego.


Pero claro, y ahí está la ironía de la vida, basta que no te guste algo para que cuando te acercas, lo observas, lo practicas y ves la dificultad y la inmensidad tan profunda y casi me atrevería a decir, sin límites que posee, pues tengas que volverte autocrítico y reconocer que te equivocaste, porque menospreciaste un juego al que hoy por hoy, no creo que supere ninguno.

GM Manuel Pérez Candelario
Tengo que decir aquí que el ajedrez es una maravilla y un arte, y que quien lo practica debe sentir su enorme recompensa, sobre todo psíquicamente. Es apasionante desde un punto de vista mental cuando te enfrentas a un adversario, y aunque ganes o pierdas, solamente el hecho de competir te abre las puertas a la imaginación para que manifiestes lo que llevas dentro.
Cuando juegas al ajedrez adoptas una actitud, porque te sumerges en valores bastante humanos, y quisiera destacar entre muchos solamente tres: honestidad, empatía y responsabilidad. Cada uno te lleva al otro, y así juntas tantos valores como piezas tiene el tablero.
En el día de hoy, seis de febrero de 2010, como interno del centro penitenciario de Cáceres, quiero terminar destacando lo siguiente: El ajedrez, hasta en las situaciones más hostiles donde se pueda practicar, hasta en los sitios donde la gente vive en tensión cada día por la impotencia de no poder sentir la libertad, es un gran aliado para la frustración, porque no solamente te roba un tiempo de angustias y penas, sino que además te hace sentir mejor persona y a la vez mejor contigo mismo.

Doy gracias porque exista el ajedrez. Para mí, en estos momentos, es mi mejor mecanismo de defensa y mi aliado en este mundo cerrado. Y cuando lo practico, siento que no es solo un juego y un arte, sino que es también libertad." (El ajedrez según Francisco García Alejo)
Este texto, escrito por un interno del centro penitenciario de Cáceres dentro de los trabajos programados en este proyecto, se puede escuchar en el programa “No es un día cualquiera” dirigido por Pepa Fernández en Radio Nacional, a través de la voz inconfundible de Leontxo García:

"Nuestro ajedrez reinserta" en RNE

El diario Hoy, el periódico más leído de Extremadura, publicó un amplio reportaje, con una espectacular foto de portada dedicada al proyecto. En el enlace con el periódico se puede leer un estupendo artículo de Aracely Robustillo titulado “Jaque a las rejas”, donde se detalla de manera muy exacta el sentido del proyecto.
Reportaje en el Diario de Hoy (la portada en el Diario de Hoy en formato PDF)
Treinta internos de cada centro penitenciario participan en este proyecto, dirigido por Juan Antonio Montero, psicólogo y responsable de proyectos sociales del club Linex-Magic Extremadura, actual Campeón de España de clubes (tres veces en los últimos cuatro años) y que fue Campeón de Europa en 2007. La “presentación en sociedad” de “Nuestro ajedrez reinserta” tuvo lugar en el centro penitenciario de Badajoz en el mes de noviembre. Acudieron el Consejero de los Jóvenes y del Deporte de la Junta de Extremadura, Carlos Javier Rodríguez Jiménez, los directores de los centros penitenciarios de Badajoz y Cáceres, Carmelo Charfolet y José Pedro Rejas, el director de la Fundación Jóvenes y Deportes, José Hidalgo, y el presidente del Club Linex-Magic Extremadura, Manuel Rodríguez García.
Todos ellos apostaron en la presentación por utilizar el ajedrez para un cambio de actitudes de cara a una mejor reinserción de los internos. Es justo destacar el apoyo de la Fundación y de la Consejería, que no se quedan en buenos propósitos cuando hablan del deporte como medio de inclusión de las poblaciones en riesgo de exclusión social, y también indicar el entusiasmo de los dos máximos responsables de los centros penitenciarios, en gran medida también artífices de la buena marcha del proyecto.
El Club Linex-Magic Extremadura desarrolla desde hace ya varios años un método peculiar basado en el ajedrez que intenta aprovechar el bagaje estratégico y de valores de este juego para fomentar cambios de actitudes y de conductas; así, se han desarrollado programas para jóvenes desempleados, programas de Educación en Valores basados en el ajedrez, Pensamiento Estratégico para funcionarios que ejercen dirección de equipos… Estas experiencias se han refundido en el proyecto que desarrollamos en las prisiones, y creemos que calan hondamente en los participantes.
Podemos escuchar para comprobarlo un excelente reportaje radiofónico de la periodista María José Calella, en Radio Nacional en Extremadura, con música, y testimonios de primera mano de los propios internos:

Reportaje en RNE Extremadura

"El ajedrez, para quienes no lo conocen, puede resultar algo aburrido y monótono, puesto que lo que verá son dos personas sentadas –una frente a otra-, pensando mucho, y esto puede dar la sensación de ser algo bastante aburrido. Y monótono, lo digo porque verá también quien no lo conoce que ambos jugadores tienen las mismas piezas y que realizan movimientos similares.
Pero he aquí algo muy particular: si logras adentrarte en este juego especial y te sumerges en él, encontrarás un mundo maravilloso y fascinante, del que jamás querrás salir, puesto que a medida que lo vas conociendo, comprendes lo parecido que es con la propia vida.
Creo que si consigues llegar a ser un buen jugador, seguramente serás también mejor persona, ya que si se combina el arte, la ciencia y el deporte, y todo eso lo traducimos a nuestras vidas, nos queda algo de todo ello: del arte, la sutileza para actuar con nuestros semejantes de igual a igual; de la ciencia, el estudio y el desarrollo intelectual, acordándonos de que donde hay una mente sana, también hay un cuerpo sano. Y nos queda el deporte, que traducido a la vida real significa lucha y entrega. Luchar es no entregarse así como así.
Si nos encontramos en una situación mala, en desventaja, hay que recurrir al arte y a la ciencia que nos enseña el ajedrez: tenemos que ser sutiles y agudizar nuestra inteligencia pensando tres veces antes de realizar un mal movimiento, para no equivocarnos, ya que como dice Svetozar Gligoric, “El ajedrez es una lucha contra uno mismo”. Así que a superarnos para poder vencernos, y con ello venceremos al mal que hay dentro de nosotros mismos." (Badajoz, 10-2-2010. EL AJEDREZ SEGÚN HEBER PEREIRA)

De forma muy parecida a lo que defiende Kasparov en su libro “Cómo la vida imita al ajedrez” o Bruce Pandolfini en “Cada movimiento debe tener un objetivo”, el Club Linex-Magic Extremadura postula desde hace años que las estrategias ajedrecísticas son aplicables a muchos aspectos de la vida humana. En el manual editado por el club extremeño y cuyo nombre es “Jugando corto, mirando largo”, se defiende esta perspectiva. Veremos a continuación uno de los cuadros sinópticos de este libro, -en el que las estrategias ajedrecísticas se han dividido en fases, a modo del método científico- donde las estrategias que utiliza el ajedrecista se emplean para hablar de la vida real:

Observar

• Sólo existe una verdad y puede conocerse, la mayoría de las veces, por métodos bastante objetivos.
• Aprender a distinguir lo importante de lo que no lo es te facilita tomar una decisión adecuada.
• Hay que aprender a reconocer los momentos que son especialmente importantes: los momentos críticos.
• No subestimes a nadie: mientras mas información se tenga sobre el rival más posibilidades habrá de imponerse a él.
• No hay que dejarse llevar por el primer impulso: si puedes detenerte a pensar, hazlo.
Planificar
• Se consigue ser eficaz cuando se invierte el tiempo adecuado –el que sea realmente necesario- en tomar una decisión.
• Los mejores planes son los que abarcan objetivos reales y tangibles, y que además son adaptables a distintas situaciones.
Actuar
• Llevar la iniciativa tiene, entre otras ventajas, la de adoptar una actitud emprendedora y activa.
• Hay que luchar por lo realmente importante; si dedicas tu esfuerzo a objetivos secundarios, limitas tus posibilidades.
• Pequeñas ventajas acumuladas se traducen al final en una gran ventaja.
• Uno de los objetivos cuando se llevan a cabo actividades en las que competimos con otros, es crear puntos débiles en el rival o en su posición.
• Conocer nuestro propio estilo implica conocernos un poco más a nosotros mismos y ser más eficaces.
• Muchas veces la intuición no es más que un conocimiento que se posee pero que no se sabe que se tiene. Hay que confiar en la intuición.
• La mejora continua hace que se pueden llevar a cabo nuevas acciones.
• Una acción eficaz es la que se ejecuta en el momento preciso: hay que poseer la calma suficiente para esperar el momento adecuado para hacerla.
• Los tiempos que perdemos pueden ser aprovechados por el rival.
• Cualquier situación tiene sus características peculiares y distintivas: no hay que querer aplicar simplemente las recetas a todo.
Analizar
• Analiza lo que juzgues necesario de la forma más real posible: no se trata de hacer de enjuiciarnos a nosotros mismos, sino de aprender y captar la verdad de la mejor forma posible.
"Es cierto que el ajedrez engancha, y el motivo es que es una provocación a nosotros mismos, nos toca el pundonor y pone en un brete nuestra autoestima: ¿Qué otro juego deja nuestra mente, nuestra “inteligencia”, nuestra “estrategia vital”, tan con el culo al aire? Así que, ¿qué mejor que el ajedrez para una “población” que necesita más que ninguna ponerse todo eso por montera? La autocrítica es muy eficaz, pero dura, así que ¡enhorabuena!, porque pienso que a lo que nos ayuda realmente el ajedrez es a aplicárnosla sin darnos cuenta." (REFLEXIONES DE NATALIA)
Dentro del proyecto, y junto a las sesiones semanales de clase, se realizan actividades complementarias como pueden ser conferencias, exhibiciones, ajedrez por correspondencia… Un nuevo ejemplo del enfoque particular que caracteriza este programa es el título de la clase magistral que impartió el Maestro Internacional extremeño Pérez Candelario: “Las piezas: el trabajo en equipo”.
El trabajo que desarrolla nuestro club desde hace años a través de los caminos “indirectos” del ajedrez, que tienen que ver también con la psicología, con la cultura, con los recursos humanos y con el crecimiento personal, nos reafirman en que una experiencia de ajedrez en los centros penitenciarios solamente tiene éxito si no se enfoca desde la óptica de unas simples clases de ajedrez, sino que va mucho más allá.
Una frase que ilustra muy bien lo que queremos expresar –cambiando lógicamente el contexto- fue la que le dijo un empresario de éxito a un conocido entrenador de ajedrez: “Yo no quiero que prepare a mi hijo para ser un Gran Maestro. Lo que deseo es que aprenda a pensar con lógica, prevenga y tome en cuenta los posibles pasos de sus socios, tome sus propias decisiones y las ponga en acción”. Algo así, pero aplicado a comenzar una nueva vida después de la cárcel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada